Fernando Epelde

 

“Ahora que hemos inventado máquinas que impiden que nos perdamos. Ahora que cualquier movimiento parece seguro, es nuestro deber velar porque las puertas de la desorientación no se cierren.

Creo que, hoy más que nunca, la obligación de un artista debe de ser marear, confundir y desorientar al mundo.

Lo que más me gusta es que para conseguirlo, tengo licencia para mentir, engañar, golpear, manipular y hacer todo lo que me apetezca.”

 


Selección gráfica